Las fresas son muy alergénicas, por eso no se recomienda su introducción en la dieta de un bebé hasta los 18 meses.

 

La fruta es muy buena y necesaria en una alimentación sana y variada. Es uno de los primeros alimentos que se introduce en la dieta de un bebé se empieza con la alimentación sólida, en torno a los 6 meses de edad.

 

Sin embargo, no todas las frutas se recomiendan a la misma edad. Lo mejor es empezar con naranja, manzana, plátano y pera. Y dejar para más adelante frutas alergénicas como los melocotones o las fresas.

 

En concreto, se recomienda no dar fresas hasta los 12 meses como poco, aunque algunos pediatras aconsejan esperar mejor hasta los 18 meses.