Ideas para reciclar los juguetes de los niños

¿Cómo enseñar a los niños a reciclar sus juguetes?

A pesar de que el ser humano es el único responsable del calentamiento global, la contaminación e indirectamente de las catástrofes naturales, también es el único que puede hacer cosas para combatir el cambio climático. Una de esas acciones es la de reciclar.

¿Por qué es importante reciclar?

Reciclar es una de las actividades cotidianas que más ayuda a cuidar nuestro planeta y a la que podemos contribuir todos. Es cierto que hay algunos países que llevan más en serio el tema de reciclaje, pero cada vez son más las ciudades que ponen a disposición de los ciudadanos medidas para reciclar. Generalmente existen varios contenedores en los que se depositan los residuos según su material: orgánico, plástico, vidrio, cartón y papel.

Con el reciclaje conseguimos ahorrar energía, usar menos materias primas, luchar contra el cambio climático, crear puestos de trabajo, una vida más saludable a la larga… Por eso, es bueno transmitir el valor de reciclaje a nuestros hijos.

Los niños absorben todo lo que aprenden y, para que cuiden del medio ambiente desde pequeños y en un futuro, lo mejor es acostumbrarles a hábitos sostenibles con el medio ambiente.

El 17 de mayo se conmemora el día mundial del reciclaje.

Reciclar juguetes

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) nos propone un plan: reciclarlos, una manera de deshacerse de los juguetes que ya no valen y, además, de enseñar a los niños a compartir. José Antonio Pastor, presidente de la AEFJ, destaca que “implicar a los niños en el reciclaje de sus juguetes permite transmitir valores como la cooperación y la solidaridad, además de educar en el consumo responsable y la conservación del medio ambiente”.

10 consejos para reciclar juguetes

  1. Si los juguetes todavía sirven ofrécelos a familiares, amigos o conocidos con hijos menores.
  2. Llévalos a una guardería, colegio o ludoteca.
  3. Cédelos a un ambulatorio o centro hospitalario.
  4. Dónalos a una institución sin ánimo de lucro.
  5. Si son algo antiguos, dirígete a uno de los Museos de juguetes que hay en España. Podrían ser útiles para completar alguna colección.
  6. Pon un anuncio y cuélgalo en una guardería, escuela o en Internet para ofrecerlos a personas que realmente los necesiten.
  7. Llévalos a un centro de acogida infantil.
  8. Dónalos a un mercado benéfico.
  9. Fomenta tu creatividad y dales nuevos usos.
  10. En el caso de los juguetes inservibles, retírales las pilas y déjalos en un punto limpio de reciclaje.

Estimulación del bebé en el agua

Estimulación del bebé en el agua

¿Tu bebé todavía no ha tenido contacto con el agua? ¿Es la primera vez que quieres que se bañe fuera de la bañera de casa? ¿No sabes cómo hacerlo? No te preocupes si tu bebé le tiene miedo a las playas y piscinas, es lo más común del mundo. Pero si aún no ha tenido contacto con el medio acuático, es bueno que comience a familiarizarse antes de los 6 meses de edad.

Lo primero que debes tener claro es que tu niño debe sentirse seguro en el agua. Es un entorno totalmente nuevo para él, por ello necesita una buena estimulación acuática para que no coja pavor al agua. Una estimulación eficaz es la que consigue hacer del baño en piscinas un ejercicio divertido. Para que el niño se sienta seguro los padres estaréis con él dentro del agua mientras hacéis juegos, canciones, ejercicios… En resumen, entretener al bebé para que relacione ese ambiente acuático con un ambiente de diversión. Además, los bebés consiguen encontrar en el agua una sensación muy parecida a la que sentían cuando estaban en el útero materno.

Beneficios de la estimulación acuática en los más pequeños

  1. Fortalecer el vínculo paterno-filial: el apego entre madres y madres siempre es bueno que se desarrolle.
  2. Ayuda al desarrollo sensorial: al ser un ámbito totalmente nuevo para el bebé, también serán nuevas las sensaciones que obtenga de la experiencia.
  3. Mayor percepción visual y táctil: dentro del agua se desarrolla una nueva percepción tanto visual como táctil. Recuerda que es un mundo inexplorado para ellos, les puede gustar como desagradar.
  4. Les calma: el baño en la piscina puede ayudar a que el niño acabe más relajado después de él.
  5. Aumenta su apetito: al estar en un movimiento continuo, se gastan más calorías y esto hace que al terminar la actividad tengan más hambre.
  6. Estimula su conciencia: la estimulación acuática también hará que los bebés aprendan nuevos conceptos como “arriba y abajo”, “delante y atrás” o “comenzar y finalizar”.

Además, las actividades acuáticas proporcionan beneficios a nivel perceptivo motriz, como por ejemplo una adquisición del desplazamiento autónomo, evitar la atrofia muscular en esas edades y un conocimiento y desarrollo del cuerpo y sus movimientos, al fin y al cabo, no dejan de hacer ejercicio. También favorece al nivel cognitivo, es una actividad en la que el bebé está en constante aprendizaje, incluso el psicológico, empiezan a proyectar conductas del mundo adulto como a arriesgarse. Al ser generalmente una dinámica de grupo, aprenden a comunicarse no solo con los padres sino también con otros niños y a desarrollar un “yo” corporal, lo que favorece la afectividad.

Más beneficios de las actividades acuáticas

Por último, toca señalar que el mundo relacionado con el agua ayuda a desarrollar su sistema inmunológico así como aumentar su coeficiente intelectual y su sistema cardiorrespiratorio. No dejan de hacer un deporte muy bueno para la salud.

Gracias a una estimulación temprana el pequeño podrá crecer sin miedos al agua y desarrollar el concepto de supervivencia en el agua. Es muy importante que desde pequeños estén en contacto con el agua y sepan defenderse ante cualquier situación. Una vez que somos adultos, nadar no es una mera actividad sino que puede ayudarte a sobrevivir en las peores situaciones.


Celebración primer cumpleaños

Ideas para su primer cumpleaños

Los cumpleaños son una fecha de alegría y celebración donde las familias y los amigos se reúnen para conmemorar uno, dos, tres… años de vida. Aquí te ayudamos a seleccionar algunas ideas para el primer cumpleaños del bebé.

El primer año de vida

¡Por fin llegó el día! Parece mentira, pero tu bebé tiene ya un año. Con esta edad, el pequeño ya sabrá gatear, comunicarse, le habrán salido los dientes… en general, habréis vivido muchos momentos en familia y, ahora, es el momento de celebrarlo.

Es verdad que aún el bebé es muy pequeño y no sabe qué es eso del cumpleaños, incluso ni se acuerde cuando sea adulto, sin embargo, siempre se lo podrás contar o enseñar en foto. Lo importante es que pase un día lleno de cariño y rodeado de sus seres queridos.

Cumpleaños íntimo

A veces, algunos padres no quieren celebrar una fiesta por todo lo alto, bien sea porque no están acostumbrado y no quieren, o por razones económicas. En ese caso, te damos algunas ideas para celebrar un cumpleaños íntimo.

  • Pasa un día en familia: tú, tu pareja, tu bebé y los hermanos (si tiene). Se puede comprar o hacer una tarta y soplar las velas. No te supondrá mucho esfuerzo y lo pasaréis bien.
  • Otra opción es realizar una sesión de fotos del pequeño. Puedes elegir una temática o incluso posar con él para el recuerdo.
  • Realizar una escapada a la naturaleza. Tanto el bebé como los padres se sentirán muy bien en contacto con la naturaleza, puede ser una montaña o el parque de al lado de tu casa.

Gran cumpleaños

Hay familias que optan por celebrar el cumpleaños de la misma manera que celebrarían el de un adulto. Alquilan un local e invitan a familiares y amigos. Es una opción muy bonita también, el bebé tendrá sus fotos, sus regalos y los padres disfrutarán hablando con todo el mundo.

Quizá el bebé no se acuerde, pero los padres pasarán un día muy agradable viendo a su bebé rodeado de personas que lo quieren.

Celebraciones en todo el mundo

Dependiendo del país y de la cultura, el primer cumpleaños de un niño varía mucho. Por ejemplo, en algunos países hinduistas el bebé se lleva su primer corte de pelo, lo mismo ocurre en Ucrania y Turkmenistán.

En ciertos países asiáticos como Japón y Corea, se cree que en este día el bebé elige su destino y, para ello, selecciona uno de los objetos que se le ofrecen. Cada objeto tiene una simbología.

También en Hawái tienen su propia costumbre, en este caso asan carne de cerdo y preparan un gran banquete por el primer año de vida.


Bebé no juego solo

Mi bebé no juega solo

Aunque se recomienda jugar con nuestros bebés para fortalecer el vínculo padre/madre/hijo y llevarlo al parque para que aprenda a jugar con otros niños y socializar, también es importante que tu hijo aprenda a jugar solo de vez en cuando. ¿Quieres saber por qué?

Beneficios del juego libre

El juego libre, es decir, no dirigido por un adulto, es muy beneficioso para el desarrollo de los niños en muchos aspectos:

- Favorece la independencia: al no tener que depender de lo que le marca un adulto, jugar solo ayuda a que el niño sea más independiente y autónomo, sin necesidad de depender constantemente de los consejos de sus padres.

- Fomenta la imaginación y la creatividad: el niño se inventará sus propias historias, juegos y situaciones gracias a su imaginación.

- Incrementa la autoestima y la confianza al ayudar a que el niño se sienta más seguro consigo mismo y con sus capacidades, especialmente si va superando retos.

- Ayuda a resolver problemas solo, sin ayuda de sus padres, buscando soluciones a lo que le pasa.

No obstante, a pesar de estos beneficios de jugar solo, eso no significa que el niño tenga que jugar siempre solo. El luego libre y sin adultos es importante, pero también lo es aprender a jugar con otros niños, a respetar el turno, socializar, y jugar con los padres.

¿Cómo lograr que mi hijo juegue solo?

Si tu hijo no es capaz de pasar ni un segundo sin ti, y quieres que aprenda  a jugar solo algunos ratitos, puedes seguir estos consejos:

1. Déjalo a su aire, en su habitación, rodeado de sus juguetes favoritos, sin decirle nada ni marcarle con qué debe jugar. Si se aburre, se cansa, llora o te llama, acércate a su habitación, siéntate un poco con él, juega a lo que estuviera jugando y, cuando lo veas entretenido, prueba de nuevo a dejarle un ratito solo.

2. Es importante que le dejes juguetes u objetos con los que pueda jugar a su alcance, pero siempre en un entorno seguro que no sea peligroso.

3. Empieza por dejarlo solo pequeños periodos de tiempo, 1 minuto, 5 minutos… y ve ampliando a medida que el pequeño se sienta cómodo y aprenda a divertirse solo. Por supuesto, el tiempo que podrá jugar solo también depende de la edad. La imaginación y la capacidad para crear juegos no es igual con 1 año que con 3.

4. Si te llama y te pide ayuda para seguir el juego o para empezar a jugar a algo porque no se le ocurre a qué, intenta ayudarle a crea el juego él solo, dándole pistas o ideas, pero sin marcar el juego entero. A veces basta con una pregunta.

5. No esperes a que cumpla los 3 años, desde los 12 meses puedes dejarle solo jugando cortos periodos de 5 a 10 minutos que se podrán ir ampliando hasta los 30 minutos con unos 3 años.

6. Haz las cosas gradualmente, no le dejes solo mucho tiempo de un día para otro o se sentirá abandonado. Poco a poco verás cómo tu hijo empieza a coger el gusto de jugar individualmente.


Cuándo empiezan a jugar los bebés

¿Cuándo empiezan a jugar los bebés?

El juego forma parte del desarrollo de los bebés ya que a través de él conocen el mundo, aprenden nuevas cosas y desarrollan sus sentidos y sus capacidades tanto físicas como mentales. Por eso, los bebés empiezan a jugar desde que nacen, aunque no será hasta pasados unos meses cuando puedan ir haciendo cositas por sí mismos.

 

Read more


Juegos para cuando no se puede salir de casa con el bebé

Juegos para cuando no se puede salir de casa

 ¿Ya no sabes qué más hacer para entretener a tus hijos? ¿Tras un mes encerrados tus ideas de juegos y actividades se han agotado? Te damos unas cuantas ideas para que podáis pasar las semanas que quedan aislados de la mejor manera posible.

Ya habéis sacado todos los juegos de mesa, habéis hecho manualidades, leído libros, sacado todos los puzles… y los niños se aburren ya de todo y no saben cómo pasar las horas… sobre todo en estos días de vacaciones en los que no hay tareas del colegio y se intenta hacer algo especial para que los niños disfruten a pesar de no poder salir de casa. Estas ideas pueden hacer que estos días sean un poco más divertidos:

1- Búsqueda de los huevos de Pascua. Una emocionante búsqueda del tesoro, pero con huevos de chocolate en lugar de otros objetos. Si te toca hacer la compra, puedes aprovechar para comprar huevos de chocolate. Si no, puedes usar bombones, caramelos… Puedes esconderlos por la casa y darles a los niños un mapa con instrucciones para que los vayan buscando o hacerlo mediante pruebas.

2- Colorear huevos de Pascua. Otra posibilidad muy acorde con estos días de Semana Santa es colorear huevos de Pascua. La sección de manualidades de los centros comerciales está abierta, así que podéis comprar huevos de poliestireno o dibujarlos en una cartulina y recortarlos después.

3- Yincana. Otra idea divertida es preparar una yincana con diferentes pruebas o retos que los niños tienen que ir superando. Pueden ser tanto físicas (como hacer un camino con objetos que haya que esquivar) como mentales (acertijos, adivinanzas…).

4- Experimentos. A todos los niños les encanta la ciencia divertida y los experimentos. En internet encontrarás muchos experimentos sencillos que puedes hacer con productos que ya tienes en casa. Por ejemplo, nieve artificial con bicarbonato y agua; un volcán en erupción con vinagre, jabón de lavavajillas y bicarbonato; crear tu propio slim con bicarbonato y cola blanca; etc. Existen muchas posibilidades divertidas que permitirán a tu hijo a la vez aprender más sobre la física o la química.

5- El circo en casa. Seguro que ya habéis preparado y montado varias obras de teatro, ahora podéis hacer vuestro propio circo en casa. Malabares, payasos, actuaciones con animales (de peluche)… dejad volar vuestra imaginación y hacer un circo en casa. Podéis grabaros y luego ver el resultado. Seguro que es muy divertido.

6- Concursos de chistes, canciones… Otra posibilidad es hacer un concurso de padres contra hijos, por ejemplo, en el que haya que ir haciendo diversas pruebas que impliquen cantar canciones que contengan alguna letra, decir chistes o hacer cualquier otra prueba que os permita pasar un rato entretenidos.


Los mejores juguetes para bebés de 0 a 6 meses

Los mejores juguetes de 0 a 6 meses

¿Cuáles son los mejores juguetes para bebés de 0 a 6 meses? ¿Qué juguetes son los más adecuados para entretener a los bebés de esta edad y ayudarles a desarrollar sus habilidades?

En estos meses, los bebés pasan mucho tiempo durmiendo al principio, pero gradualmente van estando más alerta y necesitan juguetes que les ayuden a desarrollar sus sentidos, mejorar su psicomotricidad y descubrir el mundo.

Su visión, por ejemplo, está muy poco desarrollada al nacer, tan solo ven objetos que estén a unos 25 cm de su cara y no distinguen los colores. Pero, hacia el mes de vida, empezarán a mejorar su visión, y estimular este sentido es muy importante para ayudarles.

Entre los mejores juguetes para bebés de 0 a 6 meses encontramos:

Muñecos o peluches de tela que puedan intentar agarrar a partir de los 2 meses. No debe ser muy grande ni muy pequeño. Es importante que tenga colores vivos.

- Móvil de cuna o en el área de juego que se mueva o tenga sonidos para estimular su vista y su oído. Busca uno con altos contrastes de color y con diferentes formas.

Sonajeros y barras de actividad con sonidos para estimula su oído, su motricidad y su vista. Como al principio no puede sostener objetos, puedes optar por sonajeros para pies o muñecas, que podrá hacer sonar mientras se mueve. Al término del primer trimestre, el bebé ya será capaz de sostener ciertos objetos en las manos y llevárselos a la boca; por eso en esta edad es bueno jugar con el bebé con sonajeros que emitan algún sonido o que sean de plástico o tela para que los pueda tocar y chupar.

Espejo irrompible: aunque aún no es capaz de reconocerse en un espejo, los bebés suelen mostrarse fascinados por su reflejo en los espejos. Para los 3 meses, puede que empiece a familiarizarse con el reflejo que ve e incluso sonría al bebé que ve reflejado, aunque no sepa que es él.

Cuentos de tela que el bebé pueda agarrar, tocar, coger, chupar… con colores llamativos.

- Juguetes que ayuden a descubrir el propio cuerpo: mordedores, muñecos de goma.

Pelotas y juguetes blandos en general con los que pueda jugar sin riesgo a hacerse daño. Ten en cuenta que todos los bebés se llevan los juguetes a la boca, por lo que es importante que no tengan piezas pequeñas que se puedan desmontar y el bebé se pueda tragar.


Cómo mantener a un bebé entretenido

¿Cómo mantener a un bebé entretenido?

 Los bebés también necesitan ser entretenidos y estimulados. Así, muchas veces, nuestro bebé no para de llorar y no sabemos por qué ya que no tiene hambre, ni sueño ni está malito… ¿Es posible que esté aburrido? ¿Cómo entretenerlo?

Las necesidades del bebé desde que nace no son solo físicas (comer, dormir, hacer pis y caca), sino también emocionales, por lo que, para que tu bebé esté feliz y crezca y se desarrolle adecuadamente debes prestar también atención a sus necesidades emocionales (miedo, inseguridad o aburrimiento).

Y es que los bebés también se aburren y se cansan de hacer lo mismo o de estar sentados en el carrito, por lo que, cuando esté despierto y atento, debes procurar jugar con él y realizar actividades que le estimulen y le entretengan como estas que te proponemos:

1- Si ya se mantiene sentado, puedes ponerlo en un parque de juegos o en el suelo, sobre una superficie blandita para que no se haga daño, con unos cuantos juguetes a su alrededor. Procura que algunos estén un poco lejos para que intente alcanzarlos. Aunque es bueno que juegue él solo algunos artos, también debes sentarte a su lado y enseñarle los juguetes, cómo se usan, los sonidos que tienen, etc. Si todavía no se mantiene sentado sin ayuda, puedes ponerle una serie de cojines que le ayuden a estar sentados o colocarlo en su hamaca.

2- A los bebés les encanta ver y escuchar a sus padres, así que es conveniente que, aunque tengas cosas que hacer, el bebé esté cerca de ti mientras cocinas o planchas para que pueda verte y oírte. De esta forma, aguantará entretenido con sus juguetes más tiempo.

3- Cántale, háblale o léele un cuento. Estas actividades no solo le entretienen, sino que también fomentan el desarrollo de su lenguaje. Puedes usar libros blanditos de texturas para que los manipule o libros de ilustraciones para que vaya viendo los dibujitos.

4- La hora del baño es, sin duda, una de las más divertidas para los bebés, así que no dudes en darle un baño de unos 10 o 15 minutos con juguetes de baño que le ayuden a estar entretenido y disfrutar de este momento de higiene.

5- Salir a pasear o al parque también es muy conveniente para el bebé ya que le permite ver mundo, tomar el sol para sintetizar vitamina D (siempre con protección solar), interaccionar con otros bebés y divertirse jugando con la arena o en el columpio. Procura siempre usar correctamente los elementos del parque para que no haya accidentes y tener cuidado con la arena ya que a todos los bebés les encanta llevársela a la boca.

6- Aunque es bueno que los bebés tengan sus propios juguetes, pronto comprobarás que suelen hacer más caso a objetos cotidianos que pueden usarse para entretener a los bebés, como cucharas de madera, cajas de cartón, bolsas, papel de regalo… ten siempre cuidado de no darle objetos pequeños o peligrosos.

7- Por último, recurre a los clásicos juegos que todas las madres y padres han realizado con sus bebés, como aserrín-aserrán, palmas-palmitas, cinco lobitos, cucú-tras, etc.