La bronconeumonía es la inflamación de los bronquiolos causada por una infección vírica. Es una enfermedad bastante habitual en bebés de 3 a 6 meses.

 

La bronconeumonía aparece generalmente en las épocas de más frío y está causada por una inflamación de los bronquiolos, las pequeñas ramificaciones de los pulmones, que se cubren de mucosidad.

 

Esta enfermedad es más habitual en bebés de 3 a 6 meses, aunque puede aparecer hasta los 2 años. Más allá de esta edad es raro.

 

En el 75 % de los casos está causada por el virus respiratorio sincitial (VRS) causante también de la bronquiolitis.

 

Los síntomas principales de la bronconeumonía son:

 

– Fiebre alta, por encima de 38º C

 

– Congestión nasal

 

– Tos

 

– Escalofríos

 

– Problemas para comer

 

– Dificultades para respirar

 

– Respiración acelerada

 

– Sibilancias

 

– Fatiga

 

– Dolor de pecho

 

– Apneas

 

¿Cómo se trata?

 

El tratamiento, al ser una enfermedad vírica, va encaminado a aliviar los síntomas, no a tratar la enfermedad en sí, que suele desaparecer en un par de semanas.

 

Por eso, generalmente se recurre a:

 

– Paracetamol y antitérmicos para la fiebre y el dolor

 

– Líquidos abundantes

 

– Lavados nasales con suero oral

 

– Humidificador para dormir

 

En casos graves o de bebés muy pequeños puede ser necesario la hospitalización para ayudar al niño a respirar.

 

Para prevenir esta enfermedad, como cualquier otra contagiosa, es recomendable lavarse las manos con frecuencia, no dejar al niño cerca de personas enfermas, no fumar cerca del niño.